INSTITUTO DE BIENESTAR Y DESARROLLO PERSONAL
INSTITUTO DE BIENESTAR Y DESARROLLO PERSONAL

Mindfulness para niños y adolescentes

“Los niños, por el simple hecho de serlo, no tienen la felicidad asegurada

 

Vivimos en un mundo acelerado, donde los niños y jóvenes se encuentran sobre estimulados y han de moverse en un contexto social complejo y cambiante.

 

Los niños y adolescentes, cada vez desde más pequeños, tienen un grado de exigencia elevado, con un mayor número de tareas y con alto nivel de actividad mental y de estrés.

 

 

Los problemas a los que pueden enfrentarse son:

  • problemas internalizados: ansiedad, depresión, baja autoestima, aislamiento social y problemas físicos o somáticos
  • problemas  externalizados: formas de conducta agresiva, hiperactividad, violencia, trastorno desafiante u oposicionista

En la actualidad se pueden dar situaciones de fracaso escolar, dificultades de aprendizaje, abandono de los estudios, dificultades en la relación con los compañeros y compañeras, acoso escolar…

 

Los adolescentes corren el peligro de implicarse en múltiples conductas de  riesgo para su salud física y mental, problemas como el consumo de drogas, conductas sociales de riesgo, conducción temeraria.

 

Es evidente que la enseñanza colectiva y simultánea, orientada exclusivamente al conocimiento, y que tradicionalmente ha venido aplicándose desde el siglo XIX ha resuelto con cierto éxito la necesidad humana de desarrollo intelectual, pero no ha encontrado muchas soluciones a los problemas personales que el desarrollo intelectual conlleva.

 

“No es posible resolver problemas de hoy con las soluciones de ayer” - Roger Von Oech

 

Mindfulness para niños responde a la gran necesidad existente para encontrar un poco de tranquilidad, tanto física como mental, en este tiempo tan exigente en el que nos ha tocado vivir (entre tantas horas de colegio, actividades extraescolares, deberes, celebraciones…).

 

Investigadores y expertos en Mindfulness infantil como Felicia Huppert, de la Universidad de Cambridge, Eline Snel, Roy Hintsa o Susan Kaiser entre otros, defienden que el entrenamiento en Mindfulness puede mejorar no sólo a los sujetos que presentan síntomas relacionados con problemas de salud mental comunes, sino que también contribuye al bienestar y desarrollo general del menor.

 

Introducir a las niñas y a los niños en las prácticas Mindfulness es una de las posibilidades de educar para la felicidad.

 

Mindfulness o Atención Plena es una cualidad de la mente que entrenamos para ser más conscientes de lo que nos ocurre a nivel emocional, corporal y mental. Es darse cuenta de la experiencia presente con aceptación.

 

Mindfulness o Atención Plena resulta del ejercicio de prestar una atención deliberada y aprender a enfocar la atención. Mindfulness fundamentalmente supone una actitud ante la vida, un estilo global de afrontamiento que impulsa las fortalezas personales y la gestión emocional. La práctica de Mindfulness nos permite aprender a diferenciarnos de nuestros pensamientos y emociones, a no dejarnos arrastrar por ellos, a no reaccionar sino responder; aprendemos de forma sencilla a estar con lo que se presenta, tanto fuera como dentro de nosotros, lo que repercute en una mejor relación con los demás y con uno mismo.

 

“La semilla ya está allí. Un buen maestro toca la semilla, permitiéndole despertar, germinar y crecer” - Thich Nhat Hanh

 

Con la práctica de Mindfulness se desarrolla también la inteligencia emocional para que los niños y adolescentes puedan:

  • Aprender a percibir y discriminar sus emociones y las de los demás.
  • Facilitar el pensamiento mediante emociones.
  • Comprender el significado de las emociones.
  • Aprender a gestionar sus propias emociones

 

La investigación científica pone de manifiesto que la práctica de Mindfulness o Atención Plena produce cambios duraderos en la estructura interna del cerebro, debido a la neuroplasticidad. Estos cambios permiten una mejor integración de la información, una mayor flexibilidad de respuestas y una reducción de las consecuencias negativas del estrés en nuestra salud física y emocional.

 

Las intervenciones basadas en Mindfulness pueden mejorar la salud (física y mental) y el bienestar emocional de los niños y adolescentes que participan en ellas.

 

Entre los beneficios que el Mindfulness proporciona a los niños y adolescentes se encuentran:

  • Mejora su aprendizaje, la atención, la memoria, la creatividad y el rendimiento académico
  • Aumenta la conciencia corporal, pueden aprender a relajar su cuerpo
  • Pueden concentrarse mejor e ignorar las distracciones
  • Les ayuda  a regular sus emociones, a encontrar la tranquilidad y el equilibrio cuando se sienten enfadados, angustiados, molestos…y a sentirse más seguros
  • Aumenta la introspección, ven más clara y objetivamente lo que sucede en su interior, en el exterior, en los demás y en su entorno.
  • Desarrollan la compasión y la amabilidad hacia sí mismos y hacia los demás
  • Mejoran las habilidades prosociales como la paciencia, la empatía, la alegría por el bienestar de los demás o la ecuanimidad
  • Aumenta su capacidad de responder en vez de reaccionar
  • Mejora de forma general la salud

 

En los últimos años, Mindfulness se ha convertido en una forma de tratar a los niños y adolescentes superdotados, con TDAH o con síntomas como la ansiedad, los trastornos del espectro autista, la depresión o el estrés, con un alto grado de éxito.

 

En el ámbito de la educaciónMindfulness se está aplicando con excelentes resultados.

 

Los conocimientos en Mindfulness que se trasmitan a los niños y adolescentes afectarán positivamente a su salud y bienestar a largo plazo y mejorarán sus relaciones personales y sus resultados académicos.

 

Desde hace años, Mindfulness se imparte en centros educativos de Estados Unidos, Holanda, Reino Unido o Australia. En Europa su implantación está en auge y por ejemplo, en Holanda, el Ministerio de Educación ha decidido ofrecer esta formación a todos los maestros que lo deseen. En España cada vez son más los colegios que lo imparten en sus aulas.

 

El Instituto de Bienestar y Desarrollo Personal cuenta con programas de formación específicos en Mindfulness para Niños y Adolescentes. Estos programas están basados en el método del Instituto Mindful Schools, de Estados Unidos, dirigido a integrar el mindfulness en el entorno educativo, inspirado a su vez en el Programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness (MBSR) del Dr. Jon Kabat-Zin y han sido adaptados al entorno educativo español.

 

Se ofrecen igualmente sesiones individuales y personalizadas.

 

Nuestros programas se pueden impartir en el propio centro educativo y adaptarse a las necesidades, horarios y disponibilidades de cada centro, siguiendo unos criterios básicos que garanticen la eficiencia de los cursos:

Programa de Mindfulness para Niños y Adolescentes

 Programa basado en el método del Instituto Mindful Schools y adaptable a cada centro educativo para su implantación dentro del curriculum escolar

     Programa de Inteligencia           Emocional basada en                       Mindfulness              (Actividad Extraescolar)

Programa diseñado para el desarrollo de las habilidades de la Inteligencia Emocional a través de Mindfulness

Talleres de Educación Mindfulness

Talleres intensivos y experienciales de iniciación a Mindfulness para niños y adolescentes